Noticias Generales
Una fuente indispensable de información a su servicio

Repsol construye en Valdecaballeros su mayor planta fotovoltaica


Tras recibir las autorizaciones pertinentes, Repsol ha comenzado a construir su mayor parque fotovoltaico, Valdesolar, en el municipio pacense de Valdecaballeros. Con una potencia de 264 MW, la planta requerirá de una inversión de 200 millones de euros y sus obras darán empleo hasta casi medio millar de personas, según datos de la compañía.

Valdesolar ocupará una extensión de unas 700 hectáreas distribuidas en cinco grandes áreas, todas situadas en Valdecaballeros, el municipio que albergó una central nuclear que, afectada por la moratoria del primer Gobierno socialista, nunca llegó a funcionar. La planta fotovoltaica de Repsol, que estará compuesta por 648.000 módulos solares, se conectará a la red mediante una nueva su­bestación eléctrica.

Este parque, gestionado por la filial Repsol Electricidad y Gas, tendrá una producción estimada de unos 514.490 MWh al año y permitirá suministrar electricidad a unos 153.000 hogares, es decir, unas 382.000 personas. Según prevé la compañía, comenzará a verter energía a la red a finales de este año y estará plenamente operativa en 2021.

Las obras de construcción de esta planta renovable será una importante fuente de creación de empleo en la zona. Trabajarán una media de 300 personas, con puntas que pueden superar el medio millar de empleados.

Valdesolar es uno de los siete proyectos renovables que Repsol tiene en marcha en la Península Ibérica y el tercero de la compañía en iniciar sus obras de construcción. El primero fue el parque eólico Delta, ubicado entre las provincias de Zaragoza y Teruel, cuyos trabajos empezaron en diciembre del año pasado. Con 89 turbinas, 335 MW y una inversión de 300 millones de euros, se prevé que entre en funcionamiento a finales de este año. El segundo fue la fotovoltaica Kappa, en Manzanares (Ciudad Real), cuyas obras se iniciaron en abril y que, con una inversión de 100 millones de euros, dispondrá de una potencia total instalada de 126 MW. Entre estos tres proyectos suman una inversión de 600 millones.

A ellos hay que añadir los activos de renovables que el grupo que dirige Josu Jon Imaz tiene en cartera: 2.000 MW que, junto con los 2.952 MW de capacidad total instalada con que cuenta actualmente la compañía, consolidan a Repsol como un actor relevante en la generación baja en emisiones en la Península (el objetivo es alcanzar los 7.500 MW en 2025). Fuentes próximas a la compañía subrayan que todos estos proyectos “están ubicados en zonas con condiciones muy favorables de producción para cada tipo de tecnología”. Y que “la energía que generen servirá para el abastecimiento de las necesidades de la compañía y de su actual cartera de clientes de electricidad y gas, que ya asciende a más de un millón”. Para desarrollar estos activos, Repsol cuenta con un equipo especializado en energías renovables con amplia experiencia en el sector y que está creciendo notablemente, “muestra de la decidida apuesta de la compañía por este negocio”, añaden.

En las obras del parque de Valdecaballeros, como en el resto de construcciones renovables que está desarrollando, se han tomado todas las medidas necesarias para desarrollar los trabajos con la máxima seguridad, también en el marco de la pandemia del Covid-19 y la normativa vigente derivada de esta situación. Según la compañía, las brigadas no podrán alterar su composición y se mantendrá la distancia de seguridad con el resto de trabajadores, la entrada y la salida de la obra se realiza de forma escalonada, para evitar aglomeraciones, y se primará el uso individual de vehículos, con una desinfección diaria previa.

Repsol ha obtenido de la CNMC la máxima certificación −etiqueta A− sobre el origen respetuoso con el medioambiente de la electricidad que comercializa: 93,5% renovable, con garantías de origen, y 6,5% de bajas emisiones en 2019. Se trata de la única gran comercializadora que ha obtenido esta etiqueta en ese año. El pasado 2 de diciembre, Repsol anunció que orientaba su estrategia para ser una firma con cero emisiones netas en 2050, la primera petrolera en asumir dicha meta.

Publicado el: 14/07/2020